A los bebés les gusta que les cantes, les hables y les pongas música. Cantarle al bebé hace que se relaje, que se duerma más rápido, que sonría y nos regale un balbuceo. Esta actividad la podemos llevar a cabo a partir del quinto mes de embarazo, momento en el que se han desarrollado por completo sus oídos.

Baby Creysi

El canto prenatal es un medio a través del cual, por medio de la voz, “una mamá logrará conectar con su hija o hijo desde la etapa de la gestación”, explica Rocío Parga, fundadora de Terra Roja (Diosas en Sororidad).

La psicóloga clínica y perinatal, con formación en canto prenatal, menciona que desde la gestación el bebé está acompañado de sonidos. El primero que escuchará será el del corazón de la madre, que sonará como un tambor constante que nunca se detiene. 

En el vientre materno oirá los sonidos de los intestinos y la respiración, sobre todo si son respiraciones conscientes y profundas. También escuchará el sonido de la placenta recibiendo la sangre, el oxígeno y los nutrientes. “Se trata de un ruido bellísimo, muy parecido al que hace el mar y que relaja mucho, pues nos recuerda nuestro estado más primitivo”, dice Parga, quien se formó como doula en Barcelona.

Cantarle al bebé para segregar oxitocina y endorfinas

La voz de la madre es otro de los sonidos que el bebé escuchará durante su vida en el útero. Para Rocío Parga, el canto es una herramienta que todas las mujeres podemos utilizar para conectar con nuestros bebés, pero “también sirve como analgésico natural al momento de parir. Al vocalizar y relajar la garganta se relaja el canal vaginal y las contracciones se hacen menos dolorosas”.

Baby Creysi

Para la especialista, cantar antes y después del embarazo provocará múltiples beneficios: 

  • Con el solo uso de la voz, una mamá o papá pueden calmar a su pequeño si le cantan un arrullo, al mismo tiempo que lo miran a los ojos y lo acarician.
  • Cantar nos hace sentir felices, gozosos y amorosos, tanto a los padres como a los bebés, pues segregamos oxitocina, que es la hormona del placer y del amor.
  • Cuando amamantes a tu bebé, la experta recomienda hacerlo cantando, mirándolo a sus ojos y acariciándolo.

De acuerdo con la Guía de estimulación y psicomotricidad en la educación inicial, del Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE), algunas investigaciones han demostrado que los niños recién nacidos responden a la voz de la madre con movimientos muy pequeños, casi imperceptibles y que hay sincronía entre movimientos y palabras.

El documento menciona que es fundamental que la madre le hable y arrulle al bebé, debido a que:

  • El contacto físico entre los dos ayudará al bebé a bajar la tensión muscular.
  • Calmará al niño cuando esté llorando o intranquilo.
  • El arrullo es un estímulo rítmico para el bebé.

Te recomendamos leer: Ecografía prenatal: conoce a tu bebé antes de nacer y verifica su salud.

Baby Creysi

Recuperar nuestras raíces

Hay canciones que se han cantado a los hijos desde hace muchos años y que han trascendido en el tiempo. Para Rocío Parga, el canto prenatal también busca recuperar nuestras raíces y continuar con la tradición de cantarle a los bebés, “una conexión que se ha ido perdiendo y que necesitamos recuperar por sus múltiples beneficios”.

El canto prenatal no solo promueve cantar sino también brindar cariño a través de canciones de amor. 

No se necesita ser un cantante profesional para hacer canto prenatal, “solo se necesita hacerlo con el corazón, con la intención de dar amor a los hijos a través de él y crear vínculos fuertes. Ellos no se van a fijar si desafinamos, pero sí notarán nuestra intención”, concluye la experta.

Baby Creysi