Un tema que agobia a muchas mamás y papás son los celos entre hermanos. Hoy te quiero explicar cómo fue mi experiencia con Manu a la hora de que llegó Emiliano a la familia, y por qué debes dar tiempo para que tu pequeño viva el proceso con tu acompañamiento. 

Baby Creysi

Bienvenida y bienvenido a mi columna Retos de las mamás y familias de hoy en Baby Creysi. 

Los famosos celos entre hermanos

Los celos son un sentimiento normal. Siempre que sean pasajeros y no alteren de forma notable la convivencia y el desarrollo de tu pequeño, no tienes de qué preocuparte. 

Se trata de un temor a perder el cariño y la atención de los padres y es lógico, por más que los prepares, hay veces que son inevitables.

Creo que a muchos bebés les pasa. Cuando estaba embarazada, Manu vio mi pancita, pero no asimilaba al cien por ciento – a menos que estén más grandes – que dentro hay un ser humano ¡que le va a quitar el juguete! 

Primero todo es perfecto para el hermano mayor: la panza, el bebé, lo abrazo, lo beso… Pero ya cuando Emiliano nació, sí fue un shock. 

Manu tuvo muchos celos. Mi esposo y yo leímos mucho y aplicamos cuanto método encontramos para hacer más llevadero el proceso. Ya sabes, que si le traes un regalo cuando el hermano nace, que si lo involucras, en la medida de sus posibilidades, en su cuidado… 

Todo lo que ya sabemos y nos dicen una y otra vez lo aplicamos, lo hicimos al pie de la letra, pero los celos eran tremendos. En el momento en que intentaba abrazar al bebé, de inmediato se desencadenaba un llanto incontrolable: “¡Mamá, ven conmigo!”.

No te pierdas: La llegada de mi segundo hijo

Los celos entre hermanos son completamente NORMALES

¿Qué hacer cuando tu niño mayor siente celos del hermano recién nacido? Yo creo que lo principal, vuelvo a repetir, es reconocer y tener muy claro que son completamente NORMALES. 

Piensa como tu hijo, ponte en sus zapatos. Cómo es posible que yo como niño, tengo a mamá y papá,  y de repente llega otro niño y tengo que compartir, no solo mi cuarto, mi cama, mi ropa sino también a mi mamá y a mi papá. 

Es absolutamente lógico y hay que entender ese sentimiento. Yo como mamá nunca le dije: ‘no no tengas celos’, ‘es tu hermano, debes de quererlo’, ‘deja de llorar’. ¡Jamás!

Yo más bien, y creo que es algo que te va a servir mucho también, lo acompañé en su proceso. ¿Qué significa eso? Simple y sencillamente que le digas de forma clara qué está pasando para que comprenda que el nuevo integrante de la familia no va a quitarle amor, por el contrario. 

Aunque en ese momento estemos apuradas con el nuevo bebé que requiere toda tu atención, es fundamental que le dediques tiempo a tu hijo mayor y le expliques que su hermano viene a llenarlo de cariño y alegría. 

Los niños sí entienden. Hay que ser claros con ellos y decirles que el nuevo hermanito o hermanita viene a ser su mejor amigo por siempre y que, si entre ellos tienen esa unión tan fuerte, nada los va a detener nunca. 

Otra cosa que me ayudó es que Manu vio la relación tan bonita que tengo con mi hermana y por ahí también pude platicar del tema de los hermanos. 

Y hablando del tema de mi hermana, ahí podemos ver que es diferente en cada familia. Ella me lleva seis años y, de niños, esa diferencia sí es muy grande. Además me cuentan mis papás, y ella misma, que todos los días le pedía a Dios por tener una hermanita. 

Cuando por fin llegó la hermanita, es decir yo, para mi hermana fue un sueño hecho realidad, ¡ era su muñeca! Me peinaba, me vestía, jugaba conmigo. Para mi hermana fue diferente porque deseaba tener con quien jugar, pero a Manu no le dimos chance, de repente llegó el hermanito.  

Te recomiendo: Cómo alimentar la autoestima de los niños

¡No entres en pánico!

Sí, los celos entre hermanos son normales, no entres en pánico. A veces nos dan muchos nervios, pero son etapas y esta también va a pasar. 

Por ejemplo, ahora Manu y Emiliano se adoran, no pueden vivir el uno sin el otro. Incluso Manu quiere que su hermano duerma en su cama, son inseparables. 

Viéndolo en retrospectiva te das cuenta que fue solo un momentito y se vale. Mi niño tenía algo en su corazoncito que le estaba molestando y está bien que lo haya sacado.

Yo creo que a todas las mamás les ha pasado con sus bebecitos este tema de los celos. Mi consejo sería que no entremos en pánico. Todo es una etapa, va a pasar, solo tienes que acompañarlo en su proceso. 

Haz válido su sentimiento, no hagas como que no pasa nada o le digas que no llore. Si quiere llorar es por algo, su corazón se lo está pidiendo, necesita de ti. Entonces tienes que acompañarlo, verás que poco a poco no solo se irá adaptando al nuevo integrante de la familia, sino que ambos se amarán. 

Ojalá te sirvan estos consejos.

Baby Creysi

Soy Anahí y te espero en mi próxima columna en Baby Creysi.

Encuentra una amplia variedad de ropa para tu pequeño en nuestra Tienda en línea, en Amazon.

Otros temas de interés:

Mamás que trabajan, entre la culpa y el deseo de desarrollo profesional
Frases que destruyen la autoestima de los niños
Beneficios de tener una mascota en los niños
10 libros para convertir a tus niñas en mujeres poderosas