Síguenos

 

BabyCreysi
beneficios de tener mascotas
¿Qué aprenden los niños con las mascotas? Con una adecuada asesoría se vuelven más empáticos y aprenden a valorar la vida de otro ser. Foto: Shutterstock

Pequeños traviesos

Beneficios de tener una mascota para los niños

La compañía de una mascota tiene muchos beneficios para los humanos, especialmente para los niños. Reduce el estrés, facilita la recreación, incluso los ayuda a ser más sociables y los motiva a hacer ejercicio.

Tanto a nivel psicológico como físico tener una mascota conlleva grandes beneficios para los niños. Brindan compañía, seguridad y autoestima. Ayudan a fomentar la empatía, la convivencia e incluso son una gran motivación para que los pequeños hagan ejercicio.

“Sí hay mucha ventaja de que los niños tengan una mascota, porque los humanos somos animales de grupo y, tener una mascota con nosotros nos ayuda a mantener ese proceso”, dice el doctor Fausto Reyes Delgado, Médico Veterinario Zootecnista y director del Hospital Veterinario UNAM-Banfield.

6 beneficios de tener una mascota para los niños

1. Las mascotas ayudan a mejorar la comunicación

De acuerdo con el doctor Reyes Delgado, los niños que tienen mascotas suelen ser más sociables: “Ayuda mucho en cuanto a la comunicación y la afectividad. Nos permite comunicarnos mejor, ser más abiertos y expresarnos mucho más fácilmente”.

Incluso, algunas investigaciones sugieren que cuando los niños tienen dificultades para leer en voz alta, con la ayuda de terapia animal, un perro adiestrado y un guía, muestran menos síntomas de ansiedad y mejoran su comunicación. “Sus actitudes cambian y sus habilidades mejoran”, dice Lisa Freeman, directora del Tufts Institute for Human-Animal Interaction.

No te pierdas: Mi hijo quiere una mascota

2. Brindan autoestima

Psicólogos de la Universidad de Miami y la Universidad de San Luis indican que las mascotas proporcionan beneficios emocionales equiparables a los de la amistad humana.

“Observamos evidencia de que a los dueños de mascotas les fue mejor, tanto en términos de resultados de bienestar como de diferencias individuales, que aquellos que no tienen animales de compañía ”, dijo el investigador principal Allen R. McConnell, PhD, de la Universidad de Miami en Ohio.

El experto añade: “Específicamente, los dueños de mascotas tenían una mayor autoestima, estaban en mejor forma física, tendían a estar menos solos, eran más conscientes, más extrovertidos, menos temerosos y estaban menos preocupados que los no propietarios”.

Te recomendamos: 10 películas para niños que enseñan respeto a los animales

3. Las mascotas ayudan a reducir el estrés

Cuidar y jugar con una mascota es una actividad recreativa que mantiene a los niños enfocados en el presente, disfrutándolo.

Según el estudio, Efecto de los perros domésticos sobre el estrés percibido por los niños, de Darlene A. Kertes, psicóloga de la Universidad de Florida, los perros de compañía tienen efectos amortiguadores en el estrés infantil.

En su estudio, Kertes y su equipo analizaron los efectos de los perros en niños que tenían a su figura de apoyo no presente (padre o madre). Los resultados indicaron que, ante la condición de estar solos (sin apoyo social), los niños mostraron un aumento esperado de estrés, pero la presencia de un perro como mascota amortiguó significativamente la respuesta al estrés, en comparación con los niños que no tenían la presencia de una mascota.

4. Proporcionan seguridad, empatía y confidencia

En el artículo, Mascotas y niños, publicado por la Academia Americana de Psiquiatría en Niños y Adolescentes, se explica que las mascotas ayudan a que los pequeños desarrollen pensamientos positivos y empáticos hacia ellas, pero también tienen beneficios en la seguridad.

“Las mascotas pueden ser receptores seguros de secretos y pensamientos. Los niños a menudo hablan con ellas como lo hacen con sus animales de peluche. Proporcionan también conexión con la naturaleza y pueden enseñar a respetar a otros seres vivos”, se lee en el documento de la AACAP.

5. Incentivan la actividad física

Según la AACAP, las mascotas también satisfacen otras necesidades como contacto de confort, amor, lealtad e incluso actividad física.

Cuando los niños juegan con sus mascotas, se olvidan de las pantallas, y hacen más ejercicio. Si tienen un perro, eso los motiva a sacarlo a pasear al parque y correr a su lado. Hacen ejercicio, se divierten y ni se dan cuenta que están quemando calorías.

No te pierdas: Tareas que deben realizar los niños de acuerdo a su edad

5. Ayudan a desarrollar procesos psicomotrices

El Doctor Fausto Reyes Delgado agrega que las mascotas también ayudan a que los niños, especialmente los más pequeños, desarrollen procesos psicomotrices, “sobre todo el movimiento fino como lo es soltar o agarrar”

Con una adecuada asesoría del adulto, una mascota puede ser la mejor compañía para el niño. Sin embargo, es muy importante que antes de llevar a un animal a casa, te asesores de un veterinario para saber si es conveniente y qué tipo de mascota puedes tener.

En esta nota te damos más información al respecto, solo recuerda que un ser vivo es una gran alegría pero también implica mucha responsabilidad.

Otros temas de interés:

Enseñar dos o más idiomas a tu niña o niño tiene sus ventajas.
Juegos de mesa en familia: una divertida forma de crecer.
Mi hijo moja la cama, ¿cómo lo ayudo?
Por qué los niños hacen berrinche
¿Y si mi pareja no pone límites a nuestros hijos?
Así puedes reconocer si tu niña o niño es de alta demanda
Por qué debes de dejar de gritar a tus hijos para reprenderlos
11 consejos para criar con ternura



Publicidad