Síguenos

 

BabyCreysi
Shutterstock

Pequeños traviesos

Estos son los riesgos de ser “tan” limpios

Diversos estudios demuestran que los niños expuestos a ambientes excesivamente limpios, en los que se esteriliza todo, son más propensos a enfermedades alérgicas.

Por Nayeli Rueda

Las abuelas pondrán el grito en el cielo cuando se enteren que hervir los biberones como ella lo hacía en sus tiempos ya no es recomendable. Explícales que no se trata de una moda pasajera, sino de investigaciones hechas por científicos.

En la década de los 80 y 90 era costumbre hervir diariamente las mamilas y limpiar los juguetes con los que interactuaban las niñas y los niños. Incluso había mamás y papás que evitaban que los bebés jugaran en el piso.

Hoy se sabe que no es necesario esterilizar los utensilios de los chiquitines, como biberón, chupón, cuchara o vaso entrenador. Aunque se trate de un recién nacido, solamente se debe hacer una limpieza general, con agua y jabón, y enjuagar muy bien; con eso quedarán listos para el siguiente uso.

“Está demostrado que a los niños a quienes se les esteriliza todo, en el futuro, son más propensos a presentar enfermedades de tipo alérgico. Esto es debido a la baja exposición a antígenos”, señala el doctor Sergio García Rosado, pediatra neonatólogo con consulta privada en el Centro Médico ABC Observatorio.

¿Qué son los antígenos?

Los antígenos son sustancias extrañas que pueden atacar nuestro organismo, pero no necesariamente nos van a enfermar.

El organismo es capaz de formar anticuerpos que tienen la función de ayudar a combatir una infección o un virus y causar una respuesta inmune. Entonces, contrario a lo que algunas personas puedan pensar, ensuciarnos sin exagerar en los primeros años de vida fortalece el sistema inmunológico. De ahí la importancia de que los niños se expongan a antígenos.

La exposición temprana a microbios ayuda en la educación del sistema inmune: “mientras una niña o un niño convivan con una variedad de bichos, su sistema de defensa va a trabajar más, genera memoria inmunológica y tendrá mejores defensas”, explica el especialista.

Los bebés que durante el primer año de vida fueron expuestos a alérgenos y bacterias son menos propensos a tener alergias.

The Journal of Allergy and Clinical Immunology

Si tienes alergias, no está por demás que investigues con tus papás los cuidados que tuvieron contigo cuando eras bebé; ahí podrías encontrar el origen. Si te vas a estrenar como mamá o papá, o si ya estás en este asunto de la crianza, evita caer en los extremos de suciedad o limpieza, procurando encontrar el punto medio: deja que tu peque juegue en el pasto, que se tire al piso y no lo regañes si descubres que está jugando con la tierra de las plantas. “Si habitualmente se somete a un niño a la exposición de antígenos, su sistema inmune tendrá mejor respuesta, se irá fortaleciendo”, asegura el experto García Rosado.

¿Ir al parque en pandemia?

Al cuestionarlo sobre si es pertinente llevar a los niños al parque, García Rosado responde decidido que sí lo recomienda, por ser un espacio ventilado. Sin embargo, aconseja buscar lugares que no estén concurridos y, desde luego, poner en práctica todas las medidas sanitarias, como:

  • Lavar las manos con frecuencia (o aplicar gel antibacterial).
  • Mantener más de metro y medio de distancia entre cada persona que no viva en la misma casa.

“Los niños deben tener puesto el cubrebocas todo el tiempo porque se ha demostrado que este coronavirus puede permanecer en el ambiente por varias horas. Si alguien con COVID-19 estuvo en esa zona y no usó medidas de protección, pudo haber dejado el virus en el ambiente”, enfatiza.

Subirse a no a los juegos…

En la medida de los posible hay que evitar el contacto con objetos que no están desinfectados. En los juegos infantiles puede haber secreciones, por eso, hay que limpiar las superficies que tocan los niños.

Si hace tiempo que tus hijos no conviven con la naturaleza y están planeando una salida al bosque, lleva toallitas desinfectantes y gel antibacterial formulado con alcohol al 70 por ciento.

Para reforzar el sistema de defensas de niñas y niños, la Asociación Mexicana de Pediatría recomienda realizar actividad física, mantener una dieta balanceada y tener una adecuada calidad del sueño. Estas medidas contribuirán a reducir los niveles de ansiedad, mejorar el humor y disminuir el riesgo de sobrepeso.

Publicidad