Síguenos

 

BabyCreysi
Shutterstock

Pequeños traviesos

Niños y música: beneficios en el desarrollo infantil

Crecer en un ambiente musical ayuda a los pequeños a adquirir diversas habilidades sociales y de aprendizaje.

Por José Ángel Araujo

A través de la música, los niños y las niñas no solamente adoptan una parte importante de su cultura, también aprenden y desarrollan habilidades. Además, la música trae alegría a sus vidas, por eso es importante incluirla en su día a día.

Por ejemplo, los bebés que se exponen a Mozart en una etapa temprana de la vida pueden aprender a hablar de manera más rápida. A esto se le conoce como “Efecto Mozart”, que se refiere a las consecuencias positivas que puede producir en las personas escuchar las melodías del compositor austriaco W. A. Mozart.

En Estados Unidos, durante la década de 1990, el concepto se hizo popular y fue tema de varias investigaciones y libros de divulgación. El Journal of the Royal Society of Medicine señala que tocar Mozart estimula el desarrollo del cerebro, mejora el coeficiente intelectual y estimula la creatividad en los niños. En los bebés, incluso durante el embarazo, se estimula el crecimiento de circuitos neuronales que ayudan al cerebro a procesar la información.

Otro beneficio de la música en los bebés es su efecto relajante. La especialista en sueño infantil, Liliana Amaro, recomienda ponerles música, en volumen bajito, ya que esto es especialmente bueno a la hora de dormir. “Hay que evitar música de fondo alta porque podría estimularlos demasiado”, dice. También puedes cantarles, algo sencillo de una o dos estrofas sobre actividades mientras las realizan, como bañarse, comer o vestirse.

Si tu hijo o hija tiene problemas con su autoconfianza, aprender a tocar un instrumento musical podría ayudarlos a darse cuenta de que pueden desarrollar una habilidad por sí mismos.

Y más maravillas sobre la música en nuestros niños y niñas:

  • Al moverse a su ritmo, los más pequeños desarrollan habilidades motoras mientras les permite practicar la autoexpresión.
  • Potencian su intelecto y funciones de memoria, al encender habilidades para la preparación escolar, socioemocionales, motoras, del lenguaje y la alfabetización en general.
  • Estimula la parte del cerebro responsable de la lectura, las matemáticas y el desarrollo emocional. En un estudio del Brain and Creativity Institute de la Universidad del Sur de California se descubrió que las experiencias musicales en la infancia pueden acelerar el desarrollo del cerebro, particularmente en las áreas de adquisición del lenguaje y habilidades de lectura.
  • Mientras crecen, algunos menores enfrentarán desafíos para adaptarse socialmente. Los investigadores de la Universidad del Sur de California también destacan que la música podría ayudarlos a superar esto mientras aprenden a tocar un instrumento musical o al formar parte de un grupo de canto y así desarrollar habilidades sociales al relacionarse con las personas y trabajar en equipo, además de aprender sobre liderazgo y disciplina.
  • Los niños y niñas que han crecido entre dispositivos electrónicos no desarrollan tan fácilmente la paciencia. La música puede contribuir a que entiendan cómo cada miembro de una orquesta “debe esperar la señal de la persona a cargo antes de tocar, de lo contrario no habrá armonía en la canción que tocan”. Al ser parte de un equipo, incluso de juegos, los niños aprenden las virtudes de la paciencia y cómo ella afecta a los demás.

Los músicos son algunas de las personas más creativas. Ya sea que escriban sus propias canciones, canten o practiquen algún un instrumento musical, nuestros hijos e hijas pueden alimentar su espíritu creativo, y esto verse reflejado en el resto de sus actividades. ¡Que la música se toque todos los días en casa!

Hablando de música, te recomendamos una serie de nombres para tu bebé inspirados en músicos y cantantes.

Publicidad