Síguenos

 

BabyCreysi
Mamá con bebé recién nacido
La llegada de nuestro bebé nos causa muchas dudas. Estos son los cuidados básicos para el recién nacido. Foto: Shutterstock

Noticias

Recién nacido: cuidados básicos

La llegada de un bebé es emocionante y desafiante. Estos cuidados básicos para recién nacido te ayudarán en esta nueva etapa.

La llegada de un bebé nos trae mucha alegría, pero también es todo un desafío, es especial si somos padres primerizos, cualquier cosa que haga nuestro bebé nos pone nerviosos y en alerta. No entres en pánico con tu recién nacido, estos son los cuidados básicos que debes tener en cuenta.

Cuando nace nuestro bebé todo es nuevo, si llora nos preocupa, si no lo hace también, es una etapa llena de dudas y miedos. Esto es normal porque es una experiencia nueva en la que estás conociendo a tu pequeño, no obstante es importante que consultes con frecuencia a tu pediatra para un seguimiento de tu bebé.

Horacio Reyes Vázquez, pediatra del Hospital Español y miembro de Top Doctors México, explicó que los cuidados más importantes para el recién nacido tienen que ver con su alimentación, la cual tiene que ser cada tres o cuatro horas; la limpieza de su ombligo y la protección de su piel para evitar irritaciones.

Te recomendamos: Cómo cuidar la piel de tu bebé en invierno

Alimentación

El doctor Reyes Vázquez detalló que la alimentación es fundamental para el recién nacido, por lo que recomendó la leche materna.

“Se recomienda ofrecer leche materna, que mamá le ofrezca un pecho 10, 20, 30 minutos de un lado, lo haga eructar y le cambie el pañal para que despierte y, posteriormente, le ofrezca el otro pecho 10, 20 o 30 minutos”.

Mamá amamantando a su bebé
Mamá alimentando a su bebé Foto: Pixabay

El especialista señaló que a la hora de la comida hay que cuidar no abrigar en exceso al bebe, pues esto genera que se duerman y no terminen de comer, lo que deriva en que pidan constantemente de comer.

En tanto que Ricardo Jaimes Jiménez, cirujano pediátrico, aconsejó limpiar los pechos antes y después de amamantar, con el fin de evitar fisuras o infecciones. Si decides utilizar fórmula, alimenta a tu pequeño cada tres horas, inclinando ligeramente el biberón.

Limpieza del cordón umbilical

El Hospital Infantil de Stanford recomienda estos cuidados para la zona del ombligo:

  • Mantenerlo seco
  • Expuesto al aire
  • Baños de esponja (manteniendo seco el cordón) hasta que el cordón se caiga.

Para mantener el cordón umbilical limpio, el doctor Horacio Reyes Vázquez destacó la importancia del baño y usar un jabón neutro; ya que terminamos de bañar a nuestro bebé, seca muy bien el ombligo y coloca mertiolate blanco, con lo cual impediremos que el cordón umbilical se infecte.

Cuidados de la piel

La piel de los recién nacidos es súper delicada, por lo que debemos evitar los jabones -tanto para el cuerpo como para la ropa- y cremas con fragancias, ya que puede irritar a nuestro bebé.

En cuanto a la ropa, debemos usar prendas de algodón, para mantenerlos frescos y abrigados; es importante no cubrirlos en exceso, con ello podemos tapar sus glándulas sudoríparas, causando la aparición de ronchitas, aconsejó Rossana Llergo Valdez, presidenta de la Fundación Mexicana para la Dermatología.

Mamá acariciando los pies de su bebé
La piel de los bebés es muy delicada Foto: Pixabay

Te puede interesar: ¿Debo bañar diario a mi bebé?

Llanto

Los bebés sólo pueden comunicarse por medio del llanto, como papás debemos conocer cuando lloran, pues con ello también manifiestan si tienen frío, calor, o si algo les duele.

“Poco a poco los padres deben identificar estos llantos, es sólo un proceso de conocimiento de los padres al hijo y viceversa”.

Dr. Ricardo Jaimes Jiménez

Bebé llorando
Debemos conocer el llanto de nuestro bebé. Foto: Pixabay

Signos de alarma

Además de estos cuidados, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomienda a los padres estar atento a los siguientes síntomas, si tu bebé los presenta, visita a tu médico.

  • Rechazo al alimento
  • Vómitos frecuentes
  • Diarrea
  • Sangrados de cualquier parte del cuerpo
  • Dificultad para respirar
  • Color amarillento en la piel
  • Secreción del cordón umbilical
  • Color morado de uñas y labios
  • Fiebre

No olvides estos cuidados básicos para tu recién nacido y visitar periódicamente a tu pediatra para dar seguimiento al desarrollo de tu bebé.

Publicidad