Síguenos

 

BabyCreysi
Regreso a clases 2021-2022
La pandemia no ha terminado, pero como sociedad debemos adaptarnos para regresar a la cotidianeidad con todas las medidas de higiene recomendadas. Foto: Pixabay

Especiales

¿Qué esperar del ciclo escolar 2021-2022?

Conoce las habilidades que debes poner en práctica, en familia, para iniciar este nuevo ciclo escolar con el menor desgaste de emociones posible.

Por Nayeli Rueda

El regreso a clases para el ciclo escolar 2021-2022 en México será de manera “escalonada y organizada”. Aunque a muchas familias este retorno les genera incertidumbre y ansiedad, los expertos recomiendan hacer especial énfasis en la salud mental de todos los integrantes de la familia.

“Tanto los docentes como los alumnos se encuentran emocionados de volver a la escuela y recuperar poco a poco los espacios que se perdieron durante la pandemia; al mismo tiempo, hay preocupación y nervios ante la posibilidad de nuevos contagios”, explica la doctora Cristina Curiel, académica del Departamento de Psicología de la Universidad Iberoamericana (UIA).

La pandemia no ha terminado y tardaremos un tiempo más en “regresar” a la vida como era antes. Por ello, es importante adaptarnos a lo que será nuestra cotidianidad: usar cubrebocas, mantener la sana distancia, lavarnos las manos con frecuencia y aplicar gel antibacterial.

El ciclo escolar, con 200 días de clases, inicia el lunes 30 de agosto y concluye el 28 de julio de 2022. Retornan a las aulas de forma escalonada 32.9 millones de estudiantes, aproximadamente.

Puedes leer: Grupos burbuja, un modelo para regresar a clases y minimizar riesgos

Regresarán a las aulas de forma escalonada 32.9 millones de alumnos
El presidente Andrés Manuel López Obrador ha insistido en la necesidad de que niñas, niños y jóvenes vuelvan a las aulas de forma ordenada y con los protocolos de la guía operativa. Foto: SEP

Regreso con un nuevo enfoque

De acuerdo con las autoridades de la Secretaría de Educación Pública (SEP), será un regreso a clases con un modelo híbrido, al cual tendremos que acostumbrarnos. Para ello, se deben seguir protocolos de sanidad que contribuyan a disminuir el riesgo de contagios por SARS-Cov-2.

Las niñas y los niños deben cumplir con las medidas de seguridad sanitaria, como lo es el uso de cubrebocas permanente dentro de las instalaciones escolares, medir la temperatura al ingresar, así como aplicarse gel hidroalcohólico y conservar al menos metro y medio de distancia entre ellos. Los padres de familia deberán entregar una carta responsiva en la que se señale que la o el alumno no tiene síntomas de ninguna enfermedad.

Para la psicóloga Cristina Curiel, este nuevo ciclo escolar será difícil al inicio, ya que todos necesitaremos acoplarnos a lo que hacíamos antes, pero con un nuevo enfoque.

“Hay que recordar que cuando inició la pandemia nos tomó tiempo adaptarnos a una nueva forma de convivir; fue un shock que provocó mucha angustia, depresión o insomnio, pero todos nos acostumbramos a este esquema de vida, y ahora tenemos que acoplarnos al regreso”.

También te recomiendo: Cómo mantener la rutina del desayuno durante las vacaciones

Alumnos, maestros y padres de familia harán su mejor esfuerzo para adaptarse al modelo de educación híbrido. Foto: Luz Carmen Meraz

El SARS Cov-2 es un virus con el que tendremos que aprender a convivir. Para ello, las y los docentes tienen que estar bien para poder apoyar a sus alumnos. “Para desempeñar nuestra función necesitamos evaluar cómo estamos internamente, pedir ayuda, validar nuestras emociones, tener espacios para buscarnos a nosotros mismos y ponerle nombre a lo que necesitamos”.

La experta agrega que los profesores también necesitarán ser flexibles porque los alumnos y las alumnas tratarán de hacer su mejor esfuerzo para adaptarse a una realidad semi presencial.

Reabrir las escuelas implica instaurar medidas de protección personal. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), las escuelas, bajo la supervisión de las autoridades sanitarias, necesitan implementar medidas de higiene como:

  • El funcionamiento escolar a un nivel de capacidad reducida
  • La inclusión de enfoques que combinen el esquema presencial con el virtual.
  • La implementación de medidas que deben utilizarse con los diferentes protocolos de las autoridades locales y de salud.

Priorizar la salud física y mental

Por su parte, la psicóloga Ana Paola Sáenz, también académica de la Universidad Iberoamericana (UIA), considera que este retorno a las clases presenciales puede provocar ansiedad en algunas personas, niños y adultos, al grado de que no puedan realizar sus actividades cotidianas. Si fuera el caso, aconseja buscar ayuda profesional.

Algunos focos rojos, dice la experta, son tener pensamientos catastróficos y presentar alteraciones de:

  • El sueño
  • El apetito
  • Los estados de ánimo

Por su parte, la doctora Curiel, quien también es integrante de la Sociedad Psicoanalítica de México, recomienda:

  • Pensar en el autocuidado.
  • Evaluar cómo estamos, cómo nos sentimos y qué podemos hacer.
  • Validar nuestras emociones y la de nuestra familia.
  • Pensar en las cosas que nos hacen sentir tranquilos y sobre los esquemas que nos permiten estar bien.

Ahora tenemos muchas cosas en las cuales hay que pensar y que nos quitan energía física y mental, que nos desgastan. Por eso, es importante estar conscientes de que esto es normal y esperado en una situación como la que estamos viviendo.

Quizá también te interese:

11 consejos para criar con ternura
5 libros infantiles que destacan el valor de ser diferente
Valores que se pueden aprender desde la infancia

Publicidad