Síguenos

 

BabyCreysi
Vectorjuice/Freepik

Noticias

En pandemia, las adopciones en México no se detienen

Datos de la Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (PFPNNA) indican que los procedimientos concluidos por el Sistema Nacional DIF aumentaron 329%.

Por Aminetth Sánchez/La-Lista.com

La llamada llegó el lunes 7 de diciembre de 2020. Fernando Pagnone y Beatriz Rivas Leal pensaron que era parte del seguimiento cotidiano del proceso de adopción que habían iniciado en junio de 2018. Pero no, esta vez les tenían una noticia: el sábado les entregarían a su hijo. Era un niño que había nacido el 3 de julio.

“Hay un capítulo de Friends donde Mónica y Chandler reciben la llamada de que van a ser papás por adopción, no hay comparación. No sentí miedo, sentí como… ‘no puedo creerlo’”, cuenta Rivas Leal, venezolana naturalizada mexicana de 42 años. “Nunca me imaginé que el año más doloroso de la humanidad iba a ser mi año más feliz”.

En México, la pandemia de Covid-19 detuvo muchos trámites, pero las adopciones de menores mexicanos no se vieron afectadas. Esas, al contrario, incrementaron. Datos de la Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (PFPNNA) indican que los procedimientos concluidos por el Sistema Nacional DIF aumentaron 329%: pasaron de siete en 2019 a 23 en 2020.

Esto sin contar las registradas por las procuradurías estatales, que realizan sus propios procesos de adopción. Sus últimos datos disponibles revelan que de mayo de 2019 al mismo mes de 2020 acumularon 865 adopciones.

“Nosotros no hemos detenido ningún proceso”, dice en entrevista con La-Lista Dulce María Mejía, directora general de Protección y Restitución de Derechos de la PFPNNA, dependiente del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia. “Nuestro proceso lo hemos tenido que ir adaptando a esta situación que estamos viviendo”.

Trámites en pandemia

El trámite de adopción nacional, que implica que el menor se quede a vivir en México, consta de al menos 13 puntos. Algunos de ellos son acudir a la procuraduría a solicitar la ficha de inscripción al curso de inducción; entregar el expediente en el área de adopciones; participar en valoraciones, entrevistas y visitas domiciliarias, y recibir la notificación del Comité Técnico de Adopción. La mayoría tenía que realizarse de manera presencial en las instalaciones de la dependencia.

Para el trámite de adopción internacional, que es cuando el menor se va a vivir a otro país, los solicitantes deben cumplir con 24 pasos, entre ellos, convivencias presenciales para evaluar su compatibilidad con el menor asignado. “Es estar batallando, es estar dando seguimiento, es un proceso sui generis. Las familias estadounidenses, por ejemplo, muchas veces no se animan por todo lo que implica y por las dificultades”, detalla Arturo Rodríguez, abogado en Estados Unidos especializado en materia de inmigración y adopciones internacionales. “Porque llega una etapa dentro del proceso en que los solicitantes tienen que vivir ciertas semanas, que se pueden convertir en meses, en México”.

Para agilizar los procedimientos durante la emergencia sanitaria, la procuraduría incorporó los medios electrónicos, como las plataformas de videoconferencia y el envío de documentos vía correo electrónico. “Antes tenían que venir nuestros solicitantes de adopción a las oficinas, ahora hacemos una videoconferencia y les explicamos todo lo que necesiten acerca del procedimiento de la adopción”, describe Mejía. “También los documentos nos los pueden ir adelantando por correo electrónico a efecto de irlos revisando y evitar aglomeraciones o evitar que vengan más que la vez que van a integrar su carpeta”.

Parecen pasos lógicos de incorporación de la tecnología, pero hasta antes de marzo de 2020 no se consideraban en el proceso de solicitud de adopciones. Hoy su implementación es vista como un gran proeza dentro de la procuraduría. La funcionaria destaca que incluso las sesiones de los comités de adopciones, donde se decide si se emite o no un certificado de idoneidad para adoptar, se han realizado por videoconferencia. Y la sección de requisitos de la página web del Sistema Nacional DIF ha facilitado la labor. “Ahí se establece cuáles son los requisitos que nos pide nuestra legislación y lineamientos en materia de adopciones para adelantar esto e integrar nuestra carpeta de una forma rápida y eficiente”.

A pesar de esta inmersión obligada por la pandemia de Covid-19, el Sistema Nacional DIF todavía carece de un registro nacional de adopciones que permita conocer, casi en tiempo real y con transparencia, el ritmo de adopciones, el tiempo de espera entre las solicitudes y los trámites concluidos, las instituciones que gestionan las solicitudes y los estados que realizan procedimientos. Mejía adelanta que el lanzamiento de este sistema se realizará a finales de febrero.

“Cada una de las procuradurías de protección de los estados contará con una contraseña y con un registro único que va a alimentar todo ese sistema macro, para dar una respuesta oportuna y saber cuántas niñas, niños y adolescentes tenemos susceptibles de adopción en el país, cuántas se han concretado y todos esos datos”.

El otro tema pendiente es la simplificación de trámites que permita –como lo indica el artículo 26 de la Ley General de los Derechos de niñas, niños y adolescentes– que el proceso de adopción sea expedito, ágil, simple y guiado por un interés superior: el de los más de 960 menores que, hasta mayo pasado, eran susceptibles de adopción.

Este artículo se publicó originalmente en La-Lista.com. Consúltalo aquí.

Publicidad