Síguenos

 

BabyCreysi
Madre regañona
¿Detrás de cada mujer u hombre exitoso hay una mamá regañona? Foto: Shutterstock

Familia

¿Una madre estricta forma hijos exitosos?

La diferencia entre ser una mamá que guíe, a través del consenso y el buen ejemplo, y ser una mamá controladora es abismal. ¿Será que ser una madre estricta forma hijos exitosos?

Hace tiempo salió un estudio de la Universidad de Essex, en el Reino Unido, que sugería que las personas que habían tenido una madre autoritaria, solían alcanzar más metas en la vida que aquellos que tuvieron una madre permisiva. ¿Será cierto que una estricta lleva a sus hijos al éxito?

La realidad es que hay que tener mucho cuidado con esa aseveración. Una cosa es ser una mamá que guíe e impulse a sus hijos a realizar sus metas y otra muy diferente es ser una mamá tóxica y controladora, que impone su voluntad.

Las madres autoritarias y el éxito de sus hijos

Erica Rascon, profesora de la Universidad de Essex, y autora principal del estudio, asegura que existe una correlación entre las personas exitosas y la exigencia de sus madres. Para llegar a esta conclusión, realizó encuestas a más de 15 mil niños de 13 a 14 años en un periodo de seis años.

En sus resultados indica que los niños cuyas madres tenían grandes expectativas tuvieron mucha más confianza y seguridad. Además, las hijas que tuvieron madres persistentes y “molestas” tuvieron un 4% menos de posibilidades de quedar embarazadas prematuramente, mientras que los niños tuvieron una mayor posibilidad de terminar la universidad.

Sin embargo, el estudio, el cual no fue publicado en ninguna revista científica de renombre, no especifica ni define el término “autoritario”, “estricto” o “regañona”. ¿Es autoritaria una madre que impulsa a sus hijos y les enseña a través del consenso la disciplina? Por supuesto que no. ¿Será lo mismo una madre que decide por sus hijos el camino que deberán seguir y los controla incluso en la vida adulta? ¡Tampoco!

No te pierdas: Por qué debes dejar de gritar a tus hijos para reprenderlos

El daño de ser una madre tóxica- controladora

De acuerdo con Lucy Serrano, psicóloga y terapeuta individual, familiar y de pareja, autora del libro, El precio del amor, si bien tenemos idealizada la figura materna como ejemplo de amor, dedicación, abnegación y preocupación por los hijos, a veces la realidad es otra. “Por supuesto que no hay que generalizar, pero existen mamás que sin intención, queriendo proteger a sus hijos se vuelven controladoras, absorbentes, limitantes”.

En lugar de hacer bien, y conducir a sus hijos al “éxito”, se vuelven un factor en contra que puede tener repercusión toda la vida. “Por supuesto no existen las madres perfectas, todas cometemos errores. Pero cuántas mamás hay que, pensando que así previenen a sus hijos del peligro, los llenan de resentimiento, como cuando les dicen a las niñas que todos los hombres son malos”.

De acuerdo con la experta, las madres controladoras quieren dirigir la vida de sus hijos, incluso cuando ya formaron una familia. Aunque no lo admiten, son narcisistas, desean tener hijos modelo como un reflejo de su propia perfección. Ante todos es una madre ejemplar, pero puede ser criticona o distante en su relación con sus hijos.

Te puede interesar: Tareas del hogar que pueden realizar tus hijos de acuerdo a su edad

Pueden causar heridas profundas

Hay muchos subtipos de la madre controladora, como la madre competitiva, que ve en sus hijos (sobre todo en sus hijas), una luz que la opaca, por lo que se porta agresiva o la rechaza. En todos los casos este tipo de madre, si buen es posible que obliguen a sus hijos a alcanzar ciertos estándares, también suelen dejar en ellos profundas heridas emocionales.

“En muchos casos las heridas emocionales son muy profundas. Por ejemplo, si hubo algún tipo de abandono o maltrato físico. Sí se requiere una ayuda profesional para analizar cada caso individual”, explica la terapeuta.

Te va a gustar: Valores que pueden aprender tus hijos desde la infancia

Si se tiene un tipo de madre que es controladora, la experta recomienda, además de buscar ayuda profesional, asumir una postura de discreción, centrarse en tomar tus propias decisiones, y dejar de buscar su aprobación.

” Si tienes una madre tóxica de tipo controlador, lo primero que te pido es que no le cuentes todas tus cosas. A más información le des, más se va a meter en tu vida. Busca ayuda y recuerda que, no por el hecho de que sea tu madre y sea mayor que tú, es poseedora de la verdad absoluta. No te digo que le mientas sino que, si sabes que es de ese tipo, seas discreta y no le pidas permiso o aprobación para dar cualquier paso. Ponle límites a través del dialogo. Dile que lamentas que su opinión sea diferente, pero que es tu decisión y tú lidiarás con las consecuencias”.

En muchos casos ayuda que los hijos logren independencia y cuando tengan edad vivan en un lugar diferente. Empero, mientras el hijo lo siga permitiendo, esa mamá seguirá interfiriendo en su vida.

Quizá quieras leer: Los niños y la tecnología, por qué debes buscar un equilibrio

Recuerda que los hijos son “prestados”

La experta indica que es importante que todas las mamás, tengamos hijos pequeños, adolescentes o adultos, pensemos en que los hijos son personas independientes, a los que tenemos que guiar pero que, al final, tendrán que labrar su propio destino.

“Yo no estoy de acuerdo en que una madre, nada más porque te dio la vida, sea la dueña de tu vida. Aquí le hablo a las mamás. No es así, tus hijos realmente no te pertenecen, no son tu propiedad. Los tienes encargados durante un tiempito. Sí tienes responsabilidad hacia ellos y qué mejor que les des todo tu amor pero no son títeres o marionetas a quienes puedas manejar a tu antojo”, dice Serrano.

Así que, ¿será que una madre estricta y autoritaria forma hijos exitosos? La respuesta es… depende de muchos factores, depende qué consideren como estricta, depende de la reacción de los hijos.

Sin duda siempre hay que promover que nuestros pequeños alcancen sus metas, pero repito, hay una gran diferencia entre ser una mamá que inculque la disciplina y una mamá que se vuelva tóxica. ¿Qué tipo de mamá quieres ser?

Otros temas de interés:

Mi hijo moja la cama, cómo lo ayudo
Un padre que cuida a su bebé, no ayuda, ejerce su paternidad
Lazos energéticos entre padres e hijos
Una relación de pareja armoniosa impacta positivamente en los hijos

Publicidad