Síguenos

 

BabyCreysi
Shutterstock

Familia

Cuidemos el agua en familia

El agua es un derecho de todos los seres humanos, y nuestra obligación es ahorrar este líquido vital y enseñar a nuestros hijos a cuidarla.

Por Nayeli Rueda

¿Qué es lo primero que haces al despertar? La mayoría de las personas pasan al inodoro. La descarga del retrete implica un gasto de cinco litros de agua. Eso, si tu baño cuenta con un sistema ahorrador. De lo contrario, el consumo podría estar entre los 10 litros de agua, o más.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua, “los inodoros convencionales contienen de 10 a 16 litros de agua en el depósito y cada vez que se usan se desperdicia hasta el 60 por ciento del líquido”.

Ahora bien, si haces ejercicio, necesitarás hidratarte antes y después del entrenamiento. Mínimo, tendrás que beber 500 mililitros de este líquido vital. Después, proseguirás a la ducha. Un baño estándar dura 10 minutos, y eso genera un gasto de agua de 200 litros.

Si haces una suma y el resultado lo multiplicas por la cantidad de integrantes de la familia, te darás cuenta que es un consumo de agua importante el que gastas en menos de dos horas al día.

Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, uno de cada cinco niños en el mundo carece de agua suficiente para satisfacer sus necesidades diarias. Como verás, es un privilegio contar con este líquido. 

Urge crear conciencia 

Sin agua, no habría vida. Este líquido es vital y un derecho que tenemos de todos los seres humanos. “El agua es cada vez más escasa y esta situación se torna cada vez más crítica”, señala la Organización Panamericana de la Salud.  

Aunque el agua es un recurso renovable, se puede agotar si no la cuidamos. Por eso, debemos enseñar a nuestros hijos a cuidarla y no desperdiciarla, siendo un buen ejemplo para ellos. 

Los niños y las niñas deben saber que sería imposible vivir sin agua; que una persona podría seguir con vida sin comer por un largo tiempo, pero sin beber agua, sólo sobreviviría una semana, ya que su cuerpo está constituido por un 60 por ciento de esta preciada sustancia. 

Datos del portal interactivo agua.org.mx apuntan que una persona debe ingerir al día una cantidad de agua que represente, por lo menos, el 3 por ciento de su peso, lo que significa que el promedio necesario de agua por persona es de aproximadamente dos litros al día.

El agua hidrata la piel, regula la temperatura corporal, lubrica las articulaciones, ayuda a la digestión, entre otros beneficios.

Adoptar medidas en familia

El agua está presente en la mayoría de las cosas que hacemos. Necesitamos agua para nuestra higiene personal, para preparar los alimentos y para la limpieza de los hogares. Si cambiamos algunos de nuestros hábitos de consumo, seguiremos conservando este recurso.

Hoy en día las nuevas generaciones son conscientes de la importancia del agua. A veces, las niñas y los niños son quienes nos dan consejos y tips a los adultos sobre cómo cuidar este recurso y usarlo de manera responsable. 

Hay acciones muy concretas que podemos comenzar a realizar para ahorrar agua. Por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud recomienda limitar el baño a cinco minutos para un uso sostenible de agua y energía que no supere los 95 litros de agua de consumo medio diario.

A continuación, te compartimos diez consejos de la Comisión Nacional del Agua, para el ahorro de agua en familia.

  • Coloca un par de botellas llenas de arena dentro del compartimento de recarga del inodoro.
  • Cierra la llave mientras te cepillas los dientes. De preferencia llena un vaso con agua. 
  • Cambia tu lavadora por un equipo nuevo que ahorre agua y energía. 
  • Riega el jardín al anochecer para evitar la evaporación del agua.
  • Vigila el estado de los grifos de tu casa. Si gotean, repáralos.
  • Cierra la llave de la regadera mientras te enjabonas. Un baño de cinco minutos es lo recomendable. 
  • Tira los papeles y desechos en el bote de basura y no en el inodoro.
  • Utiliza un plato hondo para lavar frutas y verduras y aprovecha esa agua para regar las plantas.
  • Coloca un plato debajo de las macetas, esto ayuda a mantener la tierra húmeda por más tiempo.
  • Lava tu auto usando una cubeta y no con manguera, para no desperdiciar agua.

Te recomendamos leer: 8 acciones para cuidar el medioambiente desde casa.

Publicidad