Síguenos

 

BabyCreysi

Familia

Así puedes conseguir unas finanzas familiares sanas

Planear los gastos en pareja y no excederse del presupuesto establecido serán las claves para ahorrar y no endeudarse.

Por Nayeli Rueda

Mantener sanas las finanzas familiares es un propósito que se construye todos los días, y las primeras semanas de un nuevo año siempre son un buen momento para darle forma y echarlo a andar.

Lo primero es tener muy claros los ingresos con los que cuentan tú y tu pareja, e integrarlos a un presupuesto para que, al final de la quincena o del mes, no queden en números rojos y puedan ahorrar un porcentaje.

El objetivo de elaborar un plan es tratar de no romper lo establecido. Esta planeación es muy importante porque “los gastos extras por acuerdos no hechos o por planes no respetados cuestan más dinero”, apunta el maestro José Luis Vásquez Costa, coordinador de la Licenciatura en Contaduría y Gestión Empresarial de la Universidad Iberoamericana.

Comprar de manera inteligente

Los últimos meses, la pandemia nos ha dejado muchas lecciones y nuevas formas de compra y consumo. Las ventas en línea aumentaron, principalmente porque decidimos comprar desde casa y protegernos, no exponernos al exterior y evitar aglomeraciones, de acuerdo con el reporte “El impacto del COVID-19 en las ventas en línea”, realizado por la Asociación Mexicana de Venta en Línea (AMVO).

La tendencia a las compras en línea es algo que va a continuar. Muchos negocios han comenzado a digitalizarse y nos han permitido adquirir sus productos desde la comodidad de nuestro hogar, de una manera fácil y sencilla. En el carrito de compras virtual podemos agregar de todo. Y esto es una gran ventaja en confinamiento.

Teniendo en cuenta esto, cuando vayas a comprar procura hacerlo de manera inteligente. Esto significa buscar siempre la mejor relación precio-calidad, sin excederse del presupuesto establecido.

Tampoco hay que abusar del plástico porque “el crédito no es una extensión de nuestro sueldo, el crédito se usa para mejorar, para crecer, para una emergencia; hay que ser responsables con él”, recomienda el maestro José Luis Vásquez Costa.

Toma en cuenta estos consejos en la cuesta de enero, que no es un mito, sino un desbalance financiero que viven muchas familias mexicanas por la falta de planeación económica.

Ahorrar en contingencia

La pandemia no se va a acabar de un día para otro, tampoco sabemos cuánto más se puede prolongar, por eso el experto en finanzas aconseja ahorrar y ser cautelosos en cómo gastamos nuestros ingresos: “hay que tener presente que no somos inmunes a la enfermedad, por lo que, de ser posible, hagan un fondo para poder cubrir cualquier eventualidad y pensar en lo costoso de los tratamientos”.

Si administras mejor tus gastos podrás ahorrar; incluso buscar opciones de inversión para hacer crecer tu dinero. Destinar el 10 por ciento de tu sueldo puede ser una buena idea, pero si no está en tus posibilidades ese porcentaje, adáptalo a tus condiciones particulares.

¡Manos a la obra!

  • Planea tus gastos.
  • Compra solo lo necesario.
  • No excedas tu presupuesto.
  • Evita las compras compulsivas.
  • Compara precios
  • Sé disciplinado en el manejo del dinero.
  • Limita el uso de la tarjeta de crédito y no solicites adicionales si no podrás cubrirlas.

Si vas a realizar compras por Internet, verifica que los sitios mexicanos que comercializan sus productos o servicios cumplan con:

  • Política o aviso de privacidad.
  • Seguridad en datos personales y financieros.
  • Domicilio físico.
  • Número telefónico fijo.
  • Descripción detallada de bienes y/o servicios.
  • Costos totales e impuestos.
  • Formas de pago.
  • Condiciones de envío o entrega.
  • Condiciones de cancelación, devolución o cambio.

Información adicional que debes considerar al comprar en línea:

  • Revisa que las páginas de internet, tiendas virtuales o apps, correspondan a las del vendedor, y que contengan “https://” (protocolo de transferencia de hipertexto), así como un ícono de candado cerrado y la frase “Aviso de Privacidad”.
  • Después de comprar, verifica cuándo quedó hecho el pedido y el tiempo de entrega; sigue la pista a tu compra por Internet, a través de la app o vía telefónica.
  • Recuerda conservar capturas de pantalla y demás registros de la compra que hayas realizado: descripción, precio, comprobantes de pago, confirmaciones del pedido, así como los mensajes del proveedor.

Fuente: profeco.gob.mx

Publicidad