Síguenos

 

BabyCreysi
Shutterstock

Estilo de vida

6 esenciales para que tus niños duerman bien

Prepararse para dormir no debería ser una misión imposible. Evita que ciertos hábitos impidan el descanso adecuado de tus pequeños.

Por Nonantzin Martínez

Dormir es una función básica del organismo, pero no siempre se duerme bien. A veces los estímulos que tiene nuestro hijo antes de la hora de ir a la cama o la temperatura de la habitación influyen en su descanso. 

Afortunadamente sí se puede mejorar la calidad del sueño, nos dice el Dr. Reyes Haro Valencia, director del Instituto Mexicano de Medicina Integral del Sueño (IMMIS). Y en la infancia esto es muy importante, ya que dormir bien favorece el desarrollo físico y neurológico de nuestros niños y niñas.

Si quieres que tu hija o hijo duerma bien, dale las mejores condiciones para que tengan un buen descanso. Estas siete estrategias lo ayudarán a conseguirlo.

  1. Mantén una rutina diaria. Planea todas las actividades que realicen durante el día siguiendo horarios establecidos. La rutina permite que los pequeños tengan una  sensación de control y seguridad y, llegada la noche, puedan irse a la cama tranquilamente.
  1. Limita el uso de aparatos electrónicos. Todos los dispositivos electrónicos emiten luz azul que interfiere con la producción de la hormona del sueño. Limita el uso de cualquier pantalla cerca de la hora de dormir.
  1. Dales una alimentación adecuada. Es importante que tus pequeños sigan una alimentación balanceada, privilegiando el consumo de verduras y frutas. Evita los azúcares en productos como galletas o yogur, especialmente en los alimentos de la cena. 

Te recomendamos leer: 10 acciones para lograr una salud óptima en nuestras niñas y niños.

  1. Acondiciona su habitación. Mantenla limpia, ordenada y cuida que los objetos, colores y texturas que lo rodean no sean distractores. Asimismo, revisa la temperatura, que debe ser tibia para que logre un buen descanso. Verifica que no entren corrientes de aire.
  1. Ponle ropa de dormir cómoda. La comodidad y frescura de las prendas para dormir son fundamentales para lograr un buen descanso. A tu bebé puedes arroparlo con mamelucos y pijamas de una sola pieza. Al estar cubiertos completamente, no hay problema de que se destapen, y son una buena opción para evitar ponerles cobijas pesadas. Con los niños y niñas más grandes puedes optar por pijamas de dos piezas, de manga larga o corta, según lo requiera el clima. Busca las de algodón, como las de Baby Creysi, para evitar que su piel se irrite.

Las prendas de Baby Creysi cuentan con la certificación STANDARD 100 de OEKO-TEX®, una de las etiquetas más conocidas del mundo para textiles sometidos a pruebas de detección de sustancias nocivas. Contar con ella significa confianza y seguridad.

  1. Ten una actitud positiva. Al llegar la noche, idealmente mamá y papá deberían estar relajados y receptivos, pues si la persona que se encarga de poner a dormir al bebé o a las niñas y niños está de buen humor y con la mejor disposición de hacerlo, transmitirá esa paz que sus hijos necesitan, y ellos se dormirán más rápido y de forma tranquila. 

Encuentra una gran variedad de pijamas y mamelucos en nuestra Tienda en Línea.

Publicidad