Síguenos

 

BabyCreysi
Papá durante el embarazo
El rol del padre es cada vez más participativo. Foto: Shutterstock

Embarazo

5 responsabilidades de un padre durante el embarazo

Papá también es protagonista durante el embarazo. Estas son algunas responsabilidades que puede asumir durante la espera del bebé.

Hemos dicho muchas veces que el embarazo y la llegada de un bebé cambian la vida, pero es un error creer que solo afecta a las mujeres. El hombre también se enfrenta una auténtica revolución y, al igual que la madre, desde el vientre debe asumir su papel como padre y cumplir con responsabilidades por el bienestar de su hijo.

Si bien mamá es quien lleva al bebé en el vientre, el rol de papá no es menos importante durante la etapa del embarazo, parto y toda la infancia. Hay muchos estudios que señalan los efectos de su presencia (o ausencia) para la vida de un niño.

Además, en las sociedades modernas donde cada vez más mujeres se incorporan a la fuerza laboral fuera de casa, resulta imprescindible que ambos progenitores críen. Ya no es opcional, el padre no solo realiza una “inversión biológica” o proveedora, también invierte en el cuidado de sus hijos para que logren nacer y crecer.

No te pierdas: Cómo es ser papá en la actualidad

5 responsabilidades de un padre durante el embarazo

1. Planear el embarazo juntos, una responsabilidad compartida

A través del estudio, El deseo de la paternidad en hombres, Rebeca Rodríguez, Gilberto Pérez y Alejandra Salguero indican que el deseo de ser padres no aparece de manera “natural” ni siquiera para las mujeres.

“No es un instinto que acompaña a los hombres, sino el producto de la incorporación y resignificación de discursos socioculturales que se encuentran en revistas, televisión, amigos, etc.”.

Se trata de una decisión importante que de manera ideal debe tomarse a través de la negociación con la pareja. “La relación de pareja es esencial para poder dar cuenta de la construcción del deseo de paternidad en los hombres, es decir, a través de la negociación donde las expectativas se entrelazan”.

La negociación y planeación del embarazo tiene que ver con las metas que se tienen como pareja. Muchos se “saltan” este paso, pero es deseable que la responsabilidad compartida empiece desde la toma de la decisión.

Te recomendamos: Misión crianza, haciendo equipo con papá

2. Acompañar a la pareja en el control prenatal (ecografías y check ups)

Una investigación realizada entre la población latina en Houston, EUA, mostró que cuando el padre tenía una actitud favorable hacia el embarazo y lo deseaba, había un impacto saludable, pues la mujer tendía a buscar o recibir cuidados prenatales tempranamente.

El hecho de preocuparse por el bebé y verlo en la ecografía implica una mayor acercamiento y conexión, pues es difícil vincularse con algo que no ven ni sienten. El acompañar a la pareja también implica un gran apoyo para la mujer, pues es una etapa donde ellas necesitan sentirse acompañadas.

Quizá te interese: Radiografía de los papás mexicanos

3. Cambiar de hábitos junto con mamá

La espera de un bebé es un buen momento y pretexto para que los hombres se cuiden. Pueden incorporar juntos buenos hábitos como dejar de fumar, hacer ejercicio moderado y vigilar que ambos lleven una alimentación saludable. ¡Incluso pueden tomar los dos vitaminas! Todo es más fácil y placentero si lo hacen en pareja.

En ocasiones puede suceder que los padres presenten lo que se conoce como síndrome Couvade (que proviene del francés y significa incubar). La pareja llega a conectarse a tal grado que el hombre presenta síntomas similares a los de su compañera: mareos, náuseas, cambios de humor, ascos, dolor abdominal. Es inusual, pero puede suceder. Si es el caso hablen de lo que les preocupa para reducir la ansiedad.

Puedes leer: Actividades para hacer con papá

4. Buscar información y asistir juntos a clases prenatales

Martín Maldonado y Felipe Lecannelier explican en el artículo, El padre en la etapa perinatal, que al igual que las madres muchos padres sienten ambivalencia hacia el embarazo de su compañera.


De la misma forma que que la mujer, ellos también se preguntan qué es ser padre, cómo debe comportarse, si podrá proveer de lo necesario para su hijo y familia. Es natural que sientan “ansiedad respecto a su propia madurez (convertirse en padre significa que dejan de ser adolescentes). Aun cuando a nivel consciente esté feliz, es común que haya ansiedad y temor al futuro”.

Ante las dudas, el padre también tiene la responsabilidad y el derecho de buscar información y recibir junto con la pareja clases prenatales. Ellos también necesitan saber cómo será el proceso de gestación, qué pasará durante el parto, qué hacer con el bebé en los primeros días.

Los hombres también requieren apoyo psicológico y la contención que deben darse los dos miembros de la pareja ante la incertidumbre, la ansiedad y el miedo natural que puede surgir en esta etapa.

5. Hacer los preparativos para la llegada del bebé

La parte más satisfactoria tanto para el padre como para la madre: decorar la habitación, comprar juntos la ropita del bebé, preparar la maleta del hospital, elegir entre los dos sus primeros juguetes.

Papá no es solo un soporte para la mujer, él es también protagonista. Debe y puede involucrarse tanto en el embarazo como en la crianza.

Al igual que la maternidad, la paternidad comienza antes del parto.

Otros temas de interés:

Padre criando en soltería
La importancia del padre en la vida de los hijos.
Un padre que cuida a su bebé no ayuda, ejerce su paternidad



Publicidad