Síguenos

 

BabyCreysi
Shutterstock

Embarazo

Las molestas náuseas del embarazo

Las náuseas son un síntoma normal en el embarazo, pero cuando son intensas y se acompañan de vómito, podría tratarse de una enfermedad que provoca deshidratación.

Por Nayeli Rueda

La buena noticia: ¡estás embarazada! La mala es que han comenzado las terribles náuseas matutinas o del embarazo. Se les conoce así porque suelen ser frecuentes por la mañana, pero en algunos casos aparecen en cualquier momento del día, e incluso pueden ir acompañadas de vómito.

Las náuseas en el embarazo son provocadas por el aumento hormonal. Principalmente por los altos niveles de progesterona y estrógenos, así como de la hormona gonadotropina coriónica humana (CGH), explica el ginecobstetra Germán Palacios López, del Hospital Star Médica Lomas Verdes.

Palacios López, quien también es maestro en Ciencias de la Salud por el Instituto Politécnico Nacional, comenta que las náuseas pueden disminuir “si la mujer embarazada evita aquellas cosas que pudieran incrementar la sensación de asco o ganas de vomitar, como pueden ser un alimento o un olor fuerte”.

La náusea matutina es el síntoma gastrointestinal más común durante el embarazo, ocurre entre el 80 y 85% durante el primer trimestre. 

Usualmente se presenta en las primeras ocho semanas de gestación. Entre el 11 y 18% predomina por la mañana.

 Secretaría de Salud.

¿Cuándo van a desaparecer? 

Las náuseas suelen comenzar a disminuir a partir de la semana 12 y desaparecer, casi por completo, después de las 20 semanas de gestación. A partir de este momento es muy raro ver a una paciente con náuseas intensas, comenta el doctor Germán Palacios. 

Si eres de las mujeres a las que las náuseas del embarazo le están provocando verdaderos estragos, los expertos recomiendan antiácidos, ya que pueden aliviar el reflujo gastroesofágico inherente al vómito, aunque es necesario consultar a tu médico.

Para sobrellevar las náuseas en las fases iniciales del embarazo, la Organización Mundial de la Salud recomienda se recomienda el jengibre, la camomila, la vitamina B6 y la acupuntura, según las preferencias de la mujer y las opciones disponibles.

Otros consejos que pueden ayudar a disminuir las náuseas, de acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social, son: 

  • Comer alimentos en pequeñas cantidades, varias veces al día.
  • Comer por la mañana porciones pequeñas de tortilla tostada, palomitas naturales (sin sal, ni mantequilla) y, ocasionalmente, galletas habaneras.
  • Consumir una paleta helada y/o pedacitos de hielo.
  • Limitar el consumo de alimentos con grasa.

Las náuseas que NO son normales 

Cuando las náuseas son tan intensas que van acompañadas de vómito frecuente e impiden que una mujer tolere tanto alimentos sólidos como líquidos, hay que ir a consulta inmediatamente, porque puede tratarse de una enfermedad llamada hiperémesis gravídica, una condición que afecta a menos de cuatro personas entre mil embarazos y que requiere admisión hospitalaria, según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social

Este tipo de náuseas son muy peligrosas porque pueden provocar deshidratación y, en casos muy graves, la muerte, debido a que la mujer no puede alimentarse. La hiperémesis gravídica también es causada por el aumento de las hormonas del embarazo. 

Existe una gran variedad de medicamentos que pueden hacer que la mujer tolere mejor las náuseas, los cuales deben ser prescritos por su médico, pues en la gran mayoría de los casos, las náuseas son tratables. 

La hiperémesis gravídica también puede provocar desnutrición severa o pérdida de peso. En estos casos es importante que la mujer reciba una atención integral y que sea canalizada con el nutriólogo para que pueda darle una dieta tolerable y nutritiva, finaliza Palacios.

Las náuseas comenzarán a disminuir a partir de la semana doce. Hay que tener paciencia y no desesperarse.

Dr. Germán Palacios López, ginecobstetra.

Te recomendamos leer: Estas son algunas de las molestias habituales durante el embarazo.

Publicidad