Síguenos

 

BabyCreysi
Shutterstock

Embarazo

Lactancia materna en tiempos de COVID-19

En esta época de cuidados de limpieza extrema, sanitización y “sana distancia”, ¿cómo se lleva a cabo un acto tan fundamental e íntimo como la lactancia materna?

Por Adriana Vera Orozco

Seguramente sabes que la lactancia materna es muy importante para el óptimo desarrollo de tu bebé. La leche materna está considerada por la Organización Mundial de la Salud como el primer alimento natural de los niños, mismo que es fundamental que reciban desde las primera hora de vida y prolongarla lo más posible, incluso más allá de los dos años de edad. Sus beneficios dan cuenta de lo importante que es: 

  • Reduce la mortalidad infantil por enfermedades infantiles como la diarrea o la neumonía.
  • Proporciona toda la energía y nutrientes que necesitan los bebés en los primeros meses de vida.
  • Aporta por lo menos la mitad de sus necesidades nutricionales después de la segunda mitad de su primer año.
  • Promueve su desarrollo sensorial y cognitivo.
  • Protege al bebé de enfermedades infecciosas y crónicas.

Si sientes riesgosa esta práctica en estos tiempos de pandemia, la realidad es que no hay nada que temer. Pamela Salinas Parra, doula posparto, consejera en lactancia materna y crianza, nos responde las dudas más comunes que podemos tener en torno a este tema.  

Te recomendamos: 5 mitos comunes de la lactancia.

¿Puedo o debo lactar en tiempos de COVID-19? 

Sí se puede –y se debe– lactar durante esta pandemia porque la leche protege a los niños frente a enfermedades infecciosas (respiratorias, COVID-19, otitis, diarrea, entre otras). La mamá le va a transmitir, a través de este alimento, anticuerpos que ella ya tiene y buena parte de su sistema de defensas. Además, si se siguen las medidas de higiene, es mucho más seguro que preparar una fórmula en la que se requiere agua purificada, tocar muchas cosas como la lata, la cuchara o esterilizar biberones. En caso de que no haya un diagnóstico o duda de contagio en la madre, es suficiente con lavarse y desinfectarse las manos todas las veces que se va a tomar al bebé para amamantar o para cargarlo. 

¿Es posible extraer y guardar la leche?

Puedes extraer la leche teniendo los mismos cuidados (lavado y desinfección de manos, uso de cubrebocas, esterilización de los elementos de extracción y contención de la leche). La leche sobrante tiene que guardarse y manipularse, en cada toma, con las mismas medidas de higiene. 

¿Qué ocurre con la lactancia en una madre positiva a COVID-19?

Si una madre dio positivo a COVID puede amamantar a su bebé siempre y cuando, a pesar de la enfermedad, ella se sienta con la fuerza y energía suficiente para sostener al bebé. Las medidas de higiene recomendadas en este caso son las siguientes: 

  • Lavarse y desinfectarse las manos. 
  • Una vez con las manos limpias, ponerse un cubrebocas limpio. 
  • Quitarse la ropa y ponerse una bata que solo se utilice para amamantar. 
  • Procurar no hablar con otras personas mientras está amamantando. 
  • Evitar hablarle al bebé con voz fuerte, concentrarse en el contacto visual. 
  • Si durante la toma la madre quiere estornudar o siente que está tosiendo muy seguido, hay que separarse del bebé, volverse a lavar y, de preferencia, cambiarse el cubrebocas.

Hasta ahora, no hay evidencia de la presencia del virus SARS-CoV-2 activo en la leche materna de mujeres con sospecha o confirmación de la enfermedad, así que por ningún motivo detengas la lactancia materna, el mejor regalo que le puedes dar a tu bebé, no solamente a nivel de bienestar físico, sino también como vínculo emocional y de desarrollo social. 

“En caso de que los síntomas de COVID-19 no permitan que la madre amamante a su bebé, se recomienda la extracción de la leche”.

Instituto Nacional de Salud Pública (INSP)

Te recomendamos: Así te puede ayudar una asesora en lactancia.

Publicidad