Síguenos

 

BabyCreysi
Los bebés estreñidos pueden pujar e incluso llorar al defecar
Cada bebé es diferente y sus deposiciones también, por lo que hay que estar informadas. Foto: Shutterstock

Bebés

Estreñimiento en bebés: qué lo causa y cómo detectarlo

El estreñimiento se da cuando el bebé tiene heces muy duras o existe dolor y dificultad para defecar. Sin angustiarte, hay que estar atenta a las señales.

Por Luz Carmen Meraz

El estreñimiento en bebés es una causa habitual de consulta pediátrica y que nos ocasiona mucha angustia y preocupación a los papás, debido a que varía mucho la cantidad normal de evacuaciones, según la edad y lo que coma nuestro pequeño.

Aunque en el 95% de los casos de estreñimiento se tiene un origen funcional, es decir no se debe a una causa orgánica concreta, ni es indicativo de alguna enfermedad, es importante conocer las señales.

Cómo sé que mi bebé está estreñido

De acuerdo con el libro, Las 50 principales consultas pediátricas, se considera que un niño está estreñido cuando la dificultad para evacuar y la disminución en el número de evacuaciones causan molestias al paciente.

Clínica Mayo, en su artículo Signos del estreñimiento en bebés, nos brinda otras señales que podrían indicar que tu hijo podría tener estreñimiento infantil:

  • Evacuaciones en forma de grumos duros separados
  • Evacuaciones que parecen difíciles de expulsar haciendo que tu bebé arquee la espalda o llore
  • Evacuaciones poco o menos frecuentes
  • Dolor o inflamación en el abdomen

Te puede interesar: Tips para cuidar la pancita de tus niños

¿Cómo debe ser la popó del bebé? ¿Cuántas veces hace al día?

Las primeras deposiciones del recién nacido se llaman meconio y están formadas por la sustancia que tiene el bebé antes de nacer. Tiene una textura espesa y puede ser de color negro o verde oscuro.

Después de las primeras 24 horas, comienza a tornarse verde claro y ya contiene los deshechos de la leche materna o de fórmula. Transcurrida la primera semana la apariencia de las heces varía dependiendo si toma leche materna o fórmula o si se empezaron a introducir sólidos.

Los bebés alimentados con biberón suelen defecar de 1 a 3 veces al día. Las heces son amarillas, bien formadas, pero no deben ser duras ni como bolitas. Las heces de la lactancia materna son líquidas, amarillas (a veces pueden ser verdosas, pero solo una vez que la lactancia materna está bien establecida y el bebé amamanta bien)”, dice la Doctora Lee Johnson, Pediatra de Mayo Clinic Health System en La Crosse Wisconsin, USA, en respuesta a Baby Creysi.

Quizá quieras leer: Botiquín de primeros auxilios, esto debes tener

¿Por qué está estreñido mi bebé?

El estreñimiento es más común en bebés que toman leche de fórmula que en los que toman leche materna. En ambos casos está vinculado a una inmadurez del colon que provoca lentitud al evacuar. Por lo regular se resuelve de forma espontánea con el paso del tiempo.

” Los bebés que son amamantados defecan con más frecuencia, varias veces al día, pero a veces, alrededor de los 2 meses de edad, algunos bebés amamantados pueden dejar de defecar a diario de repente. Es posible que tengan gases, coman bien, pero tienen deposiciones líquidas y ‘explosivas’ cada 2-7 días. ¡Esto es normal!

” Es frustrante, pero es un patrón normal, ¡y no es realmente estreñimiento! Esto sucede porque la leche materna es el alimento perfecto para el bebé y se digiere por completo. No todos los bebés se saltan las evacuaciones de esta manera, pero algunos sí”, indica la experta de Clínica Mayo.

¿Qué hacer cuando un bebé está estreñido?

Tu pediatra te indicará qué hacer dependiendo de tu caso. Si toma leche de fórmula es posible que sea conveniente rebajar la densidad de los biberones o quizá el médico te recomiende usar algún tipo de leche probiótica. Siempre consulta al experto y no hagas nada sin su aprobación.

Tanto en bebés con biberón como amamantados puedes probar con un baño de agua templada, flexionar suavemente sus piernitas y hacer movimientos en su estómago a manera de masaje.

Lee Johnson nos comenta: “Si han pasado más de 3 días sin defecar y tu bebé amamantado se siente incómodo, está bien intentar algo de ‘estimulación rectal’ usando un termómetro rectal e insertar 1 cm en el recto. Esto a veces provocará una caca (o puedes usar un hisopo cubierto de vaselina).

“El masaje suave también puede ayudar, acariciando con amor el abdomen de tu bebé, comenzando en el lado inferior derecho, moviéndose hacia arriba, sobre la parte superior del abdomen y luego hacia abajo en el lado izquierdo. El movimiento de las rodillas y las piernas en bicicleta también puede ayudar a aliviar los gases”, dice la doctora.

No te pierdas: El baño del bebé, más que un hábito de higiene

Los bebés tienen músculos abdominales débiles y a menudo se esfuerzan al defecar. Si tu pequeño tiene una evacuación blanda luego de unos minutos de esfuerzo es muy probable que no esté estreñido. Foto: Shutterstock
Los bebés tienen músculos abdominales débiles y a menudo se esfuerzan al defecar. Si tu pequeño tiene una evacuación blanda luego de unos minutos de esfuerzo es muy probable que no esté estreñido. Foto: Shutterstock

¿Sirve el jugo de ciruela contra el estreñimiento en bebés?

Generalmente no se recomienda ningún jugo para bebés menores de 6 meses, salvo el jugo de ciruela para tratar el estreñimiento y solo bajo supervisión y vigilancia de tu pediatra.

“Si los bebés alimentados con biberón tienen heces duras, similares a bolitas (o si tus bebés amamantados las desarrollan después de la introducción de alimentos sólidos), puede ser útil agregar 1 onza de jugo de ciruelas pasas en 1 biberón de fórmula o leche materna al día.

“No se recomienda por ningún motivo el jarabe oscuro de maíz Karo (ya que puede transmitir botulismo). Si tu bebé está tomando sólidos, puedes agregar a la alimentación diaria peras, ciruelas pasas y melocotones como purés. Esto también pueden ser útil si el estreñimiento ocurre en la etapa de ablactación, cuando tu bebé está probando alimentos nuevos”, explica la pediatra.

Si el bebé sigue teniendo problemas, algunos médicos podrían recomendarte los supositorios de glicerina, pero ten en cuenta que están diseñados solo para uso ocasional. No se debe usar aceite mineral, laxantes estimulantes o enemas (introducción de agua) para tratar el estreñimiento infantil.

Te recomendamos: Cuidados esenciales para la piel de niñas y niños

¿El estreñimiento de tu bebé puede ser indicativo de algo más grave?

En muy raras raras ocasiones, solo el 5% de los casos, el estreñimiento infantil es causado por una afección de fondo, como la enfermedad de Hirschsprung, hipotiroidismo o fibrosis quística.

Si el estreñimiento persiste o está acompañado de otros síntomas como vómitos, debilidad, dificultad para aumentar de peso, hinchazón abdominal y muchos gases, es muy importante que tu pediatra evalúe otras posibles causas. Pero ojo, siempre es con la asesoría de tu médico.

Otras notas de interés:
7 consejos para evitar la muerte de cuna.
6 prácticas que no deberías hacer con tu bebé
7 dudas muy comunes entre los papás primerizos
¿Quieres que tus hijos sigan una buena alimentación? 5 tips para facilitarte la meta

Publicidad