Los beneficios de amamantar a tu bebé son muchos, pero también implica muchos retos, momentos en los que te sentirás mal porque tu bebé llora con frecuencia. La duda de si se llenó o no te hará preguntarte si estás haciendo algo mal, tranquila, cada bebé y experiencia es diferente, confía en que superarás estos desafíos. Estos consejos para un buen agarre en la lactancia te ayudarán.

Baby Creysi

Lactancia: Un gran reto

La lactancia es una de las etapas más desafiantes de la maternidad: los miedos, dudas y críticas la hacen todavía más difícil.

Cuando buscas información puedes caer en los mitos o en su «romantización». Te hacen creer que basta con pegarte a tu bebé al pecho y automáticamente quedará satisfecho. La realidad es que en muchas ocasiones esto no pasa, y ahí es cuando la mamá comienza a cuestionarse sobre si es capaz de cuidar a su hijo. La información y personas que te apoyen en ese momento serán tus mejores aliados.

mamá amamantando a su bebé
La lactancia es una etapa muy desafiante para las mamás. Foto: Shutterstock

Te recomendamos: 6 posiciones para amamantar: ¿Cómo hacerlas?

¿Qué es el agarre en la lactancia materna?

El agarre en la lactancia materna es cuando el bebé logra «engancharse» de tu seno para alimentarse. La Asociación Española de Pediatría (AEP) explica que para «un buen agarre» el mentón del bebé toca el pecho, la boca está bien abierta y abarca gran parte de la areola, los labios están hacia fuera (evertidos) y las mejillas están redondas (no hundidas) cuando succiona. Si el bebé se coge bien al pecho la lactancia no duele.

No existe una única posición adecuada para amamantar, lo importante es estar cómoda y que tu bebé esté pegado a tu cuerpo; gran parte de la areola debe estar dentro de su boca, para que al mover la lengua no lesione el pezón.

María Fernanda González Lazcano, asesora en lactancia, comenta que no es normal que la lactancia duela, una buena técnica es clave para evitar molestias y disfrutar este momento de cercanía con tu peque.

“No hay una posición que sea la mejor, la mejor es en la que se adapten la mamá y el bebé. Hay algunas en las que la mamá o el bebé no están cómodos y hay que cambiarla. La posición no significa: ‘esta es la que tienes que hacer’. Se trata de que tú estés cómoda y que te dé resultados”.

Vídeo: Espai Mares. Tu Matrona Online

No te pierdas: 9 importantes beneficios de la lactancia materna

¿Cómo saber que tu bebé tiene hambre?

El Instituto Nacional de Perinatología (INPer) detalla que las «señales tempranas de hambre» te indicarán cuándo alimentar a tu bebé. Así puedes identificar cuando tu peque tiene hambre:

  • Se lleva las manos a la boca.
  • Gira la cabeza hacia el pecho de la mamá o el biberón.
  • Arruga los labios, hace ruido con los labios o se lame los labios.
  • Tiene los puños cerrados.

«Estas señales nos indican el momento en el que el bebé empieza a sentir hambre y la madre debe prepararse para alimentarlo. Por lo tanto no se establece un horario fijo para la alimentación con leche materna, siempre será “a demanda”».

señales tempranas de hambre bebé
El bebé te da señales para decirte que tiene hambre. Foto: Pixabay

Te puede interesar: 5 mitos comunes de la lactancia materna

Lista de consejos para un buen agarre en la lactancia

La pediatra y asesora en lactancia Adriana Magaña da los siguientes consejos para un buen agarre en la lactancia:

  • Espera el momento ideal: Cuando tu bebé parece que bosteza es momento de alimentarlo.
  • Busca una postura: No hay una posición «correcta» para la lactancia, la mejor es aquella con la que tú te sientas cómoda y relajada, ya sea acostada o sentada.
  • Revisa sus labios: Sus labios debes estar completamente evertidos, es decir como si fueran a dar un beso.
  • Asegúrate que entre la mayor parte de la aréola del pezón dentro de la boca de tu bebé para evitar dolor y garantizar una buena alimentación.
  • Cuida tu espalda: Apóyate sobre algunas almohadas para mantener la espalda recta, en caso de amamantar sentada.
  • No debes sentir dolor: Si sientes molestias cuando tu peque se alimenta, es señal de un agarre incorrecto y debes hacer de nuevo el agarre.
  • Busca ayuda: No te sientas mal por buscar apoyo, acércate con un profesional que te ayude en este proceso.
  • Pendiente a señales de mal agarre: Si sientes dolor, pellizcos, escuchas chasquidos y hundimiento de sus mejillas cuando tu bebé succiona, y sus labios no están hacia afuera, tu bebé no está teniendo un buen agarre. Con tu dedo toca suavemente su mentón para retirarlo de tu seno y empezar de nuevo el agarre.

Un buen agarre es fundamental para la lactancia, la técnica para amamantar es una habilidad que desarrollarás con el tiempo y no tiene nada que ver con tu capacidad de ser madre. El apoyo tanto de tu pareja, especialistas y familia son claves para enfrentar esta etapa.

Cuéntanos en Facebook qué otros consejos para un buen agarre en la lactancia conoces.

Notas relacionadas:

Durante la lactancia se produce un flechazo de amor entre mamá bebé

Lactancia contra Covid-19: esto dicen los científicos

En una hora tu lactancia puede ser más exitosa