Síguenos

 

BabyCreysi
Shutterstock

Bebés

¿Pañal desechable o pañal de tela?

Un pañal de tela contamina menos que uno desechable y puedes reducir el gasto destinado a este rubro.

Por Nayeli Rueda

Los pañales de tela se han modernizado con los años y se han vuelto prácticos y fáciles de usar, ¡ya no son como los de antes! Si eres una mamá o un papá preocupado por el medio ambiente y por tu bolsillo, esta puede ser una buena opción para ti.

Berenice Calva, asesora prenatal de Ecomá, señala que existen muchas creencias falsas con respecto a los pañales de tela, que provocan que los padres no se decidan a dar ese gran salto hacia un producto sustentable.

Comenta que hoy en día todo lo que hacemos deja una huella importante en el planeta. Y cuando una familia decide que su bebé, niña o niño use pañales de tela, está cuidando el medio ambiente, porque se trata de una prenda que se va a poder reutilizar con otro hijo o heredar a algún familiar.

¿Sabías que el pañal de un solo uso está elaborado de materiales plásticos obtenidos de petróleo y que para su producción se necesitan grandes cantidades de agua y celulosa de los árboles?

De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el 14 por ciento de los residuos sólidos que se generan en México corresponde a pañales desechables.

Pañales ecológicos y modernos

Mientras que para las abuelas lavar pañales era una tarea pesada y tediosa, actualmente estos calzoncitos cuentan con accesorios que los hacen compatibles con la vida moderna: son funcionales y se pueden meter a la lavadora, solamente hay que retirar la suciedad y dar un enjuague extra.

Incluso, puedes colocar en el pañal una tela hecha de bambú, para que ahí se deposite la popó. Y cuando toque cambiar al bebé, retirarla y desecharla en el excusado.

Al lavarlos, se recomienda utilizar jabón biodegradable líquido. Evita los que tengan fosfatos y abrillantadores ópticos, perfumes y químicos. “Tampoco uses cloro ni jabones de barra, porque tienen grasas animales que tapan los poros de la tela y dejan de absorber”, señala la experta.

Cada tres o seis meses se recomienda hacer un lavado profundo para acabar con el exceso de minerales que se quedan incrustados en la tela, o bien, con el exceso de jabón y pipí.

Berenice Calva, asesora prenatal de Ecomá

¿Cuántos pañales debo tener?

Si una familia decide utilizar pañales de tela, Berenice Calva recomienda tener entre diez y 15 piezas, aunque sólo se utilizan entre seis y ocho al día. Pero es necesario tener un stock, por si no llegan a secarse.

De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría (AAP), cuando un pañal de tela se moje o se ensucie es muy importante cambiarlo de inmediato para evitar la dermatitis del pañal.

Si vas a una reunión, el pañal de tela sucio lo puedes guardar en una bolsa impermeable, que no va a permitir que haya fugas o malos olores, y que puedes transportar con toda tranquilidad y seguridad.

Los pañales desechables tardan más de 500 años en degradarse.

Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Estas son algunas de las ventajas de los pañales de tela:

  • Crecen con tu bebé, es decir, que se van ajustando conforme pasan los meses.
  • No contienen químicos que dañen la piel de las niñas y niños.
  • Son reutilizables.
  • Son amigables con el medio ambiente.

Te recomendamos: Antes de que ocurra, frena esa dermatitis del pañal.

Ahorro para tu bolsillo

Elegir un pañal de tela en lugar de uno desechable también impacta de manera positiva a la economía familiar, “es una inversión que, a la larga, traerá un ahorro de entre 25 mil y 30 mil pesos”, señala Berenice Calva.

El costo dependerá de la absorbencia, tipo de ajuste (velcro o broche) y del tamaño, aunque es importante que no solo te fijes en el precio, siempre será mejor buscar asesoría y acompañamiento durante el tiempo que tu bebé los vaya a usar.

Para fabricar un pañal de tela se utilizan 15 litros de agua, mientras que para hacer un pañal desechable se utilizan 545 litros.

Te recomendamos: El proceso de dejar el pañal se acompaña, no se entrena.

Publicidad